0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Perfil. Carrie Fisher, la eterna princesa Leia de "Star Wars"

Carrie Frances Fisher nació en Los Ángeles el 21 de octubre de 1956, hija de los cantantes y actores Eddie Fisher y Debbie Reynolds
martes, 27 de diciembre de 2016
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 27 (EL UNIVERSAL).- Carrie Frances Fisher nació en Los Ángeles el 21 de octubre de 1956, hija de los cantantes y actores Eddie Fisher y Debbie Reynolds, debutó a los 13 años de edad en el filme televisivo "Debbie Reynolds and the sound of the children".
Apareció en algunas producciones con su madre antes de empezar su primer trabajo de cine, cuando interpretó a la seductora joven de Warren Beatty en "Shampoo" (1975), de Hal Ashby.
En 1976 es elegida por George Lucas para interpretar a la “Princesa Leia” en "Star Wars".

Para interpretar dicho papel, se le pide bajar de peso.
Repitió a este famosos personaje en las continuaciones de la saga "El Imperio contraataca" (1980), "El retorno del Jedi" (1983) y 32 años más tarde, en "El Despertar de la Fuerza" (2015).
Es nominada en 1978 como Mejor Actriz por la Academia de Ciencia Ficción, Fantasía y Horror de EU.
Durante el rodaje de "El imperio contraataca" (1980) de la saga espacial, se intensifica su adicción a las drogas.

Su doble de cuerpo es bautizado por el “crew” como Liz Coca.
Además de su actuación en "Star Wars", participó en filmes como "Under the rainbow" al lado de Chevy Chase.
En 1985 le ofrecen papeles secundarios, aceptando algunos como en "El hombre con un zapato rojo", protagonizada por Tom Hanks.

Woody Allen la llama para "Hanna y sus hermanas".
En 1991 es nominada al premio BAFTA en Guión Adaptado por "Postcards form the edge", basado en un libro escrito por ella misma.

La cinta es protagonizada por Meryl Streep, Shirley MacLane y Dennis Quaid.
A mediados de la década de los 90 se le diagnostica trastorno bipolar, problema que revela en su libro autobiográfico "Whishful drinking" que tiempo después sería llevado al teatro como comedia.
A través de su blog y un post titulado "En una fosa nasal muy, muy lejana”, escribió en 2010 sobre su conocida adicción.

“Es una suerte que la cocaína no sea fácil de adquirir, como el alcohol, porque si lo fuera ya estaría muerta”.
El pasado viernes, mientras viajaba en un vuelo de Londes a Los Ángeles, sufrió un infarto, y gracias a la reanimación cardiopulmonar que le realizaron y a la rápida intervención de los médicos del UCLA Medical Center de Los Ángeles, la actriz sobrevivió y fue internada de urgencia.

Se había reportado como estable, pero al medio día de hoy se informó que la estrella de 60 años había perdido la vida.

El Universal /

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias