Vida  /  Salud
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
¿Cómo se transforma una célula normal en una célula cancerosa?

Las células del cuerpo humano se encuentran expuestas a múltiples factores como rayos ultravioleta, contaminantes, virus o simple azar
viernes, 19 de mayo de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(EL UNIVERSAL).- Las células del cuerpo humano se encuentran expuestas a múltiples factores como rayos ultravioleta, contaminantes, virus o simple azar, que pueden ocasionarles alteraciones severas en el material genético.

Cuando estas alteraciones afectan los controles de reproducción en una célula, ésta comienza a dividirse de una forma descontrolada, lo cual puede dar pie a la formación de una masa tumoral que, en ocasiones, desemboca en el desarrollo de cáncer.

Conocer exactamente qué tipo de alteraciones transforman una célula normal en un tumor canceroso puede ayudar a desarrollar fármacos o tratamientos específicos que combatan las mutaciones que afectan las células, explica el director del Laboratorio de Genómica del Cáncer en el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), Alfredo Hidalgo Miranda.

El investigador considera que las ciencias genómicas no están lejos de empezar a catalogar las alteraciones genéticas específicas de los tumores cancerosos y así lograr una mejor clasificación del cáncer.

Alfredo Hidalgo señala que "para que una célula normal se transforme en célula cancerosa debe sufrir una muy alta cantidad de alteraciones, tanto del ADN como de su expresión, su regulación y del cúmulo de proteínas que se encuentran en la célula".

Además asegura que las características que definen a una célula cancerosa, "principalmente es la proliferación descontrolada y la alta capacidad replicativa, que además es ilimitada.

Qué quiere decir esto: si yo tomo una biopsia de piel y la cultivo en una caja de Petri se va a dividir entre 12 y 15 veces, que es el tiempo de vida normal de una célula cualquiera.

Pero una célula tumoral, si tú le sigues dando de comer y le sigues dando espacio, se va a poder dividir de una forma prácticamente infinita".

Otra de las características de algunos tumores, según el especialista, es que tienen una tasa de mutación mayor, comparada con la de una célula normal, por lo tanto la masa acumula alteraciones en su ADN mucho más rápido.

Esto sucede porque los genes encargados de mantener la integridad del genoma se encuentran dañados, y si la maquinaria de reparación celular no manda a la célula dañada a una muerte celular programada, la reproducción sigue su curso a pesar de los daños.

Actualmente se reconocen entre 6 y 12 características específicas que permiten diferenciar una célula normal de una cancerosa, y todas estas características tienen una contraparte en alteraciones del ADN.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion