Vida  /  Sociedad
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Usan videojuegos para convivir

Esta interacción no es nueva, pero durante el confinamiento se ha convertido en una herramienta para socializar.
jueves, 30 de julio de 2020
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia/Reforma

A través de los videojuegos, personas de todas las edades conviven con familia y amigos sin salir de casa.

Esta interacción no es nueva, pero durante el confinamiento se ha convertido en una herramienta para socializar.

Y hay papás que no solamente ponen las reglas, también están jugando junto a sus hijos.

Entre las opciones están Fortnite para adolecentes, Call of Duty para jóvenes, Roblox para niños y Animal Crossing para todas las edades, que tienen la opción de contactar a tus amigos y tener una conversación en la sesión de juego.

El tipo de videojuegos de multijugador online comenzó en los 90 en computadoras, luego en el 2000 su plataforma fueron las consolas y fueron evolucionando hasta llegar a los celulares, detalla Germán Vázquez, director de las carreras de Animación y Diseño Interactivo del Cedim.

"Ahora con la pandemia, los videojuegos te permiten tener ese sentido de comunidad. Ese aspecto social llegó como una opción no nada más de entretenimiento, sino de comunidad y contacto social con tus amigos".

Los también llamados videojuegos de interconexión abrieron una brecha generacional en la última década, en la que para los aficionados es totalmente normal convivir en lo virtual, destaca Omar Cerrillo, experto en cultura digital del Tec de Monterrey.

"Llega un momento en que el videojuego puede convertirse en una realidad alterna", indica el sociólogo.

"Donde el confinamiento no te permite el contacto cara a cara, estas opciones son una convivencia más directa, con comunicación en tiempo real mientras estás jugando".

Roblox

Ve a sus amigos en línea

Antes de la pandemia, Zian, de 9 años, acostumbraba ir a jugar con su amigo Théophile, que vive cerca de su casa.

Con la contingencia por el Covid-19, Zian ya no veía ni a sus compañeros de clase ni a su amigo con quien jugaba en las tardes y los fines de semana.

Los papás de otros chicos le comentaron a su mamá, Lorena Estrada, que los chicos de la escuela se reunían a través de Roblox, un videojuego para niños mayores de 8 años que es un mundo virtual.

Dentro del mismo tiene una amplia variedad de juegos, porque también permite la creación de nuevos juegos a quienes tienen conocimiento de programación.

"Estoy aburrido todo el día si no hay niños con quien convivir, o porque no salgo", dice el alumno del Colegio Formus.

"Ahora podemos jugar en línea y por lo menos los puedo ver (por ahí) y jugar con ellos".

Sus papás le pusieron una regla: por cada hora que lea, puede jugar durante una hora y media.

"Nos preocupa mucho que no lea y nos preocupan los videojuegos, es un balance y para incentivar el gusto por la lectura", comparte Lorena.

Animal Crossing

Actividad familiar

Justo al inicio de la cuarentena, Herla Alarcón y Daniel Rangel compraron el videojuego Animal Crossing, para sus hijas Sara, de 10 años; Daniela Juliana, de 9; y Sol Rebeca, de 4.

La nueva versión New Horizons salió a la venta el 20 de marzo y es de los videojuegos más exitosos al tener 10 millones de copias vendidas por la tienda virtual de Nintendo.

En el juego de simulación, los participantes llegan a una isla habitada por personajes animales, y cada jugador tiene tareas y va modificando su parcela.

Puedes conectarte con otras personas o con tus amigos.

Para Herla y Daniel se ha convertido en una actividad familiar.

"Pensamos que un juego nuevo iba a ser un salvavidas", expresa Herla, quien es psicóloga e profesión. "Nos ha dado un poco de paz mental a los que estamos aquí en la casa".

"Es una más manera de conectarnos, muy divertida, una plática más a la hora de la comida".

Para que puedan jugar, sus hijas solo pueden hacerlo por la tarde, y deben cumplir con tres tareas domésticas, además de haber comido una fruta.

Fortnite

Se conectan con sus hijos

Fortnite se trata de una batalla en solitario o por equipos en una isla donde van encontrando armas y otros artículos; y puedes construir fortalezas para protegerte.

El último en sobrevivir gana y quienes pierden son absorbidos por un dron.

Está recomendado para mayores de 12 años y es posible hacer equipos con otros jugadores en línea con quienes te comunicas por voz en tiempo real.

No es exclusivo de una consola y además se puede descargar en el celular.

"Como ya se acabó la escuela en línea, me la pasó jugando con mis amigos. En nuestra generación ya nos acostumbramos a hablar así por el videojuego", dice Patricio, de 13 años.

Por otro lado, Mónica Pizá aprendió a jugar con tutoriales durante la cuarentena, animada por sus hijos, José Pablo, de 13 años, y Guillermo, de 8.

Aparte de que están en varias actividades extracurriculares, sus hijos solo pueden jugar dos horas al día y Mónica no permite que se conecten con desconocidos.

"Al principio me fue muy difícil aprender, pero es una forma de conectarte con el niño. En estas épocas es importantísimo que los papás sepan de qué se tratan los videojuegos", compartió.

Call Of Duty

Para jóvenes

El viernes por la noche, tan solo en una hora había alrededor de 80 videos sobre este videojuego, y en todo el día superaron los 300, desde transmisiones en vivo hasta tutoriales.

Con temática bélica, Call of Duty es entre los más populares y es recomendado para mayores de 17 años por el nivel de violencia.

Data del 2003 y en estas fechas ofreció un producto de descarga gratuita, que ha tenido mucho éxito.

"Lo podemos ver en que personas nuevas que empiezan a jugar transmiten en vivo en redes sociales", señala Carlos Fernández, de la empresa Nest Esports Arena, que organiza competencias.

Rodrigo Julián Quintanilla, de 19 años, convive con sus amigos durante el confinamiento a través de este videojuego.

Antes le dedicaba un par de horas por mes, ahora juega de cuatro a cinco horas diarias.

"Como ahorita está difícil ver a tus amigos, es una manera padre en que podemos conectarnos sin salir", cuenta el coach de Avispones.

"Cuentas cosas que te pasan en el día. No es lo mismos estar en persona hablando con ellos, el videojuego es más de bromas, reírte".

A conectarse, con cuidado

Todas las consolas tienen lo necesario para que los padres tengan un control y así, niños y adolescentes no estén expuestos a contenido no apto para su edad o al contacto con desconocidos, señala Germán Vázquez, director de las carreras de Animación y Diseño Interactivo del Cedim.

El especialista recomienda:

- Informarse sobre el videojuego.

- Revisar las clasificaciones del videojuego, que sean de acuerdo a la edad.

- Explorar los ajustes de la consola. Se pueden usar relojes para limitar el tiempo de juego e implementar el control parental.

- Revisar también los ajustes para limitar interacción con jugadores desconocidos.

- Intentar jugar con ellos para conocer el contenido.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion