0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
El objetivo de 'Ron Da Error': ayudar a reconectar emociones

La aventura animada, dirigida por Jean Philippe Vine, llega este jueves a los cines del País. Foto: cortesía: Disney
Barney, un tímido estudiante que festeja su cumpleaños acompañado sólo de su papá, Graham, y de su abuela, Donka.
jueves, 21 de octubre de 2021
Por: Juan Carlos García
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia/Reforma

Cd. de México (21 octubre 2021).- En vez de amigos de carne y hueso, los alumnos de secundaria ya tienen un B*Bot, una especie de robot de alta tecnología con quien hacen "amistad" y quien se convierte en su principal acompañante.

Barney, un tímido estudiante que festeja su cumpleaños acompañado sólo de su papá, Graham, y de su abuela, Donka, anhela secretamente uno de estos artefactos y, cuando lo obtiene, le sale defectuoso.

Esta es la premisa de Ron Da Error (Ron's Gone Wrong), el nuevo filme animado de Disney que estrena este jueves en cines.

Y parte del elenco que le puso voz en inglés a los personajes, como Zach Galifianakis en el caso de Ron, y Jack Dylan Grazer, en el de Barney, coincidieron respecto al mensaje de la historia con los creadores de la película, los escritores Peter Baynham y Sarah Smith (ella también codirige) y el realizador, Jean-Philippe Vine.

"Estamos en la era de la tecnología, hay un júbilo desenfrenado por los dispositivos y la conexión online y nos hemos olvidado de la interacción humana.

Es un hecho que esta película nos lleva a analizar cómo vivimos y qué les enseñamos a los niños y adolescentes de hoy", manifiesta Galifianakis.

"Desde que nos reunimos con los actores que pondrían la voz, conversamos no sólo de la intención, sino de que tenía que haber una afinidad con la historia y el sentir.

Todos pasamos por lo mismo, nos conmovimos y nos propusimos ser claros en el mensaje: nos hace falta más conexión humana", asevera Smith.

Ambientada en la actual era digital, donde los compañeros de clase conviven única y exclusivamente con su B*Bot, la historia los presenta como muchos de los jóvenes obsesivos, egoístas y ensimismados que sólo están ocupados de su celular o tablet.

El recreo es para contabilizar las estadísticas de sus seguidores, amigos afines y likes. Para sus tareas, el "amigo tecnológico" es esencial.

Entonces, cuando Barney quiere activar a su nuevo "cuate", se percata de que no funciona como los demás y su sistema operativo no fue instalado apropiadamente.

No le dice nada ni a su padre ni a su abuela porque no los quiere decepcionar y prefiere esconderlo en casa hasta saber cómo soluciona la situación.

"Es el punto de análisis para papás y para niños. Si algo sale mal, en esta cultura desechable, creemos que se cambia o lo botamos, pero ¿por qué no arreglarlo o aceptarlo así como es?", cuestiona Vine, el director.

"A todos nos ha pasado que queremos que algo funcione a la perfección y no siempre puede ser así. Más nos vale ver que afuera de los universos tecnológicos, hay una vida y un espacio, hay conexión, hay seres humanos con los que podemos reír y llorar", dice Grazer.

Cuando Ron, el artefacto de Barney, va a dar al parque y se enfrenta con Rich Belcher, el compañero de éste, el video de los catorrazos se hace viral y el presidente de la compañía productora, Stanley Tubman, y otros empleados, constatan que hay un error garrafal en el artefacto y se proponen buscarlo para solucionarlo.

De modo que llega la cacería para poder atrapar a Ron cuando en realidad su dueño ya descubrió que este tiene la intención de que se conviertan en amigos, porque sí está programado para eso y a toda costa desea probarle que su amistad puede ser genuina.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion