0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Un Estadio muy Bronco

Imagen Siguiente
Celebran 50 aniversario del Estadio Adolfo López Mateos
sábado, 9 de junio de 2012
Por: Juan Manuel Moreno
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Eran los albores de la década de los 60's cuando un grupo de entusiastas aficionados al rey de los deportes, entre los que figuraban los extintos Ignacio Magallón, Pablito González y el periodista Juan Ramos Rodríguez, aprovecharon la visita a Reynosa del primer mandatario de la Nación el Licenciado Adolfo López Mateos para solicitarle la construcción de un lugar adecuado donde se pudiera practicar el beisbol.

La petición fue aceptada y sin que pasara mucho tiempo se hizo realidad el sueño acariciado por aquellas personas que tanto lucharon para que esta ciudad tuviera lo que hasta ahora tiene y que perdurara para toda la vida: "El Coloso del Norte".

En aquellos tiempos, Reynosa era una ciudad con muy pocos habitantes, la mayoría de ellos provenientes de diferentes estados de la República Mexicana, buscando mejorar su nivel de vida.

Fue el catorce de junio de 1962, cuando el Jefe del Ejecutivo Federal, hizo entrega del inmueble, prometido el diecisiete de marzo de 1960. No habían pasado ni tres meses, precisamente el dieciseis de septiembre de 1962, se realizó un doble encuentro de la Liga Otoñal que marcó el inicio de una larga historia.

La fecha mencionada, se enfrentaron Los Algodoneros de Reynosa y El Spur Cola de General Terán, ganando los fronterizos los dos partidos. En el primer desafío de la doble cartelera, el serpentinero que salió con la victoria fue Fidel "Gallego" Alvarez, mientras que Jorge "Coco" Ancer sufrió el descalabro, en tanto que en el segundo juego Marte de Alejandro fue el pitcher afortunado y Rodolfo Alvarado cargó con el revés.

Cabe citar, que Guadalupe Duarte contribuyó al triunfo de los locales en el primer enfrentamiento al conectar un imparable contra los lanzamientos de Ancer.

Vino el 1963 y el primer partido de Liga Mexicana que se llevó a cabo en el "López Mateos" fue protagonizado por Los Broncos de Reynosa y Los Diablos Rojos del México, efectuándose el día seis de abril.

El triunfo fue para Los Escarlatas, con marcador de ocho carreras a dos, siendo el pitcher ganador el zurdo Aarón Flores y el derrotado Lou Profumo.

Correspondió al Gobernador del Estado, en ese entonces el Licenciado Praxedis Balboa Gojón hacer el lanzamiento de la primera bola ante un estadio lleno.

Con antelación, el día dos de abril, Los Broncos dirigidos por "El Terrible 11" Ray Garza Gómez habían abierto la campaña jugando contra Los Sultanes de Monterrey, en el desaparecido parque "Cuauhtémoc".

Los exfantasmas grises ganaron por pizarra de doce a una, contando en la lomita con Juan Piedra y el traspié fue para Lou Profumo. La primera alineación de la novena de casa fue la siguiente: Jesús "Rin" Martínez, en la tercera colchoneta, Fernando Graham, en la intermedia, Humberto "Pajarito" Guerrero, en el jardín derecho, Herminio Cortez, en el jardín izquierdo, Felipe "Clipper" Montemayor, en el jardín central, Celso Oviedo, en la primera base, John Van Ornun "El Mecánico", en la receptoría, Federico Bojórques, en las paradas Cortas y Lou Profumo fue el pitcher.

Fernando Graham, se convirtió en el primer jugador de Los Broncos en conectar estacazo de cuatro esquinas en el "Adolfo López Mateos", ocurriendo ello el día catorce de abril, empero correspondió al cubano René García, jugando en la Liga Otoñal en 1962 "botarla" por primera ocasión en ese inmueble.

Otro hecho histórico, es el que el día veinte de junio de ese lejano año de 1963, se realizó un juego de estrellas entre extranjeros y mexicanos, ganando los aztecas, por doce carreras a ocho, con pitcheo de Enrique Castillo, saliendo con la derrota el cubano blanco Evelio Hernández.

En ese encuentro, se registraron dos palazos de vuelta entera, uno del "Supermán de Chihuahua" Héctor Espino y otro de Francisco García.

Posteriormente, durante los días doce, trece y catorce de marzo de 1965, Los Serafines de Los Angeles, actualmente Angelinos de Los Angeles, jugaron aquí contra Los Broncos tres partidos de exhibición.

El primer duelo fue ganado por los norteamericanos, con score de una a cero, saliendo con la victoria el gordito George Brunett, quien en la Liga Mexicana militó con Los Rojos del Aguila de Veracruz y el traspié fue para Salvador "La Bullanga" Sánchez.

En el segundo choque, el equipo del legendario Gene Autry volvió a alzarse con el triunfo, por siete a una. Ganó Laurence Lacks y perdió Gabriel Acosta, mientras que Los Broncos ganaron el de la honra, por nueve a tres, llevándose la decisión el texano Camilo Estevés.

"El Coloso del Norte" también fue escenario de la gran final del 69, entre Los Broncos y Los Sultanes, coronándose campeones los fronterizos en el séptimo juego con descomunal cuadrangular del "Fraile" Rodolfo Sandoval sobre la serpentina del moreno James Hosford Gilman.

Corría el año de 1977, cuando el Ingeniero Gaspar Montañez, siendo titular de la desaparecida Junta Federal de Mejoras Materiales, hizo entrega física del "López Mateos" a las autoridades municipales, estando como presidente de la Junta de Administración Civil el extinto Ernesto Gómez Lira.

En la ceremonia estuvieron presentes el Licenciado Miguel Valdez Revilla, secretario de la JAD, así como Baldemar González Morín y el Profesor Lorenzo Martínez Reséndez, presidente y secretario, respectivamente del Patronato Deportivo Municipal.

Poco tiempo después, antes de que terminara su gestión Gómez Lira, vino la primera remodelación del estadio al mudarse a esta ciudad Los Cafeteros de Córdoba para convertirse en Broncos de Reynosa sucediendo esto en 1980.

Vino otra final, la de 1981, cuando se enfrentaron por el gallardete de la Liga Mexicana de Verano Los Broncos de Reynosa y Los Diablos Rojos del México, conquistando el título Los Pingos en siete desafíos.

Fue una de esas series raras, ya que ninguno de los dos equipos pudo ganar en su casa. La primera etapa del beisbol de Liga Mexicana en el estadio "Licenciado Adolfo López Mateos", se vivió de 1963 a 1970, la segunda, de 1971 a 1976, la tercera, de 1980 a 1982 y la más reciente de 1995 al 2003.

La única fase en la que el conjunto local no ha llevado el mote de Broncos fue la de 1971 a 1976, ya que en esos años fueron Bravos de Reynosa.

Hasta el 2003, sumaron veintiseis años de beisbol de la Liga Mexicana en el "López Mateos" y para beneplácito de los aficionados al deporte rey de ambos lados del río Bravo el espectáculo regresó en el mes de marzo del 2009.

Se está jugando la cuarta temporada de la nueva etapa y la afición de la localidad, la región y del Valle de Texas no le ha fallado a la directiva encabezada por Eliud Villarreal y Leo Clayton.

Bueno es mencionar, que el coloso del boulevard Hidalgo fue objeto de una transformación total, dotándolo, entre otras cosas, de moderno sistema de alumbrado, pizarra nueva y pantalla ambientadora.

Es, sin lugar a dudas, el estadio "Licenciado Adolfo López Mateos" un inmueble con mucha historia. Es el orgullo de los reynosenses, que en este 2012 cumple medio siglo.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion