Vida  /  Psicología
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Vive una muy feliz Navidad

¿Sabías que gastar dinero para hacer felices a otros da mucha más felicidad que gastarlo en ti mismo?
A pesar del estrés por los gastos y los arreglos asociados a la Navidad, esta temporada trae más felicidad que malestar.
miércoles, 21 de diciembre de 2016
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(EL GRAFICO) A pesar del estrés por los gastos y los arreglos asociados a la Navidad, esta temporada trae más felicidad que malestar. ¿De qué manera disfrutas tú de la temporada navideña?

Pasar tiempo con la familia. La cercanía afectiva conseguida a través de esta celebración familiar difícilmente se vive a lo largo del año.

En esta época aprovechamos para expresar a los demás cuánto nos importan. Y lo hacemos de diversas maneras, a través de una tarjeta, un regalo, un abrazo o nuestra compañía.

Esta es una de esas oportunidades para mostrar nuestro cariño.

Dar placer a los sentidos. La comida especial y las bebidas tradicionales de la temporada proporcionan placer al gusto, el tacto, el olfato y la vista. Ponerte en contacto con tus sentidos te ayuda a estar presente y gozar más de las fiestas de fin de año.

Hazte consciente de lo especial de cada decoración; nota los diferentes sabores en las bebidas típicas; trae a tu mente recuerdos de navidades felices en tu niñez, cuando no necesitabas de mucho para disfrutar; escucha y canta villancicos.

Mantener las tradiciones de Navidad. Ve a las tradicionales posadas, pon el árbol o el nacimiento en compañía de gente querida, pasea por la ciudad para ver las decoraciones navideñas, preserva las costumbres de tu familia de origen.

Si las has dejado de hacer, este es un buen momento para retomarlas. Si alguno de tus seres queridos ya no está en este mundo, hacer algo que disfrutaban juntos en Navidad es una buena forma de honrarlo y recordarlo.

Gastar dinero en los demás. ¿Sabías que gastar dinero para hacer felices a otros da mucha más felicidad que gastarlo en ti mismo? Esto es lo que los investigadores en el tema de la felicidad han descubierto.

Quizás por eso nos da tanto gusto ver la cara de alegría cuando alguien recibe nuestro regalo. Recuerda, un regalo no tiene que ser costoso, ni siquiera algo material.

Regalar experiencias trae más alegría a ambos, a quien da y a quien recibe.

Ayudar a otros. Uno de los consejos para las personas que sufren debido a pérdidas sufridas durante el año, es el de hacer algo por los demás.

Concentrarnos en el bienestar de otras personas, aunque cueste al principio, nos hace sentir bien. Cuando participamos en una colecta de ropa de invierno, con un grupo de apoyo a personas desamparadas o llevando cena a quienes viven en la calle, nutrimos nuestro espíritu y el beneficio para uno es mayor que para ellos.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias