Vida  /  Salud
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
¿Están sangrando tus encías?

Todos nos lavamos los dientes, pero hay una que otra ocasión en la que, después de hacerlo, notamos unas gotitas de sangre en el lavabo.
martes, 7 de noviembre de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(EL UNIVERSAL).- Todos nos lavamos los dientes, pero hay una que otra ocasión en la que, después de hacerlo, notamos unas gotitas de sangre en el lavabo.

Si es algo que pasa de repente, la mayoría cree que es algo normal, pero en realidad nunca lo será.

Muchos no lo saben, pero unas encías sangrantes son señal de alerta por alguna enfermedad de las encías, las cuales atraen las bacterias y podrían afectar tus dientes a largo plazo.

1. No te lavaste bien los dientes: Las bacterias sólo necesitan 24 horas para hacer que las encías se inflamen. Lo más probable es que no hiciste un buen trabajo con ese lavado de dientes, y como resultado notarás un poco de sangre al día siguiente.

Y si notas que esto sucede por una semana, corre con el dentista.

2. Problemas hormonales: Cuando han fluctuaciones en los niveles hormonales (por ejemplo, la pubertad, embarazo, ciclo menstrual o menopausia), nos volvemos más sensibles a las caries, las cuales pueden resultar en un ligero sangrado en las encías.

Durante estos días, es recomendable usar un enjuague bucal.

3. Estás estresada, no has dormido bien o llevas una mala dieta: Es súper normal ver sangre en las encías de chicos que van en la universidad por 3 factores: no duermen bien, están estresados y comen pura comida chatarra, 3 factores que tienen un gran impacto en la salud del ser humano y, principalmente, en su salud bucal.

Durante esos días, lo mejor sería llevar un estilo de vida más saludable y, como un plus, tomar un multivitamínico.

4. Es culpa de tus medicamentos: Ciertas medicinas, como antidepresivos o anticoagulantes, pueden causar resequedad en la boca. ¿El resultado? Encías rojas, inflamadas y sangrantes.

En casos así, sería bueno consultar con tu doctor si es culpa de tu medicamento, y de ser así, encontrar un producto que contraataque la resequedad.

5. Algo más serio: Enfermedades crónicas como la diabetes o enfermedades como la leucemia y el VIH, pueden afectar el sistema inmunológico, resultando así en encías sangrantes.

Si has notado un poco de sangre después de lavarte los dientes por un par de semanas, no busques en Google una solución, ¡ve al dentista!

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias