0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
'Pokémon Go' sabe mucho de ti

“¡Pikachu!, ¡Pikachu!, ¡Pikachu!, es la expresión de moda en niños, adolescentes e incluso adultos
domingo, 2 de octubre de 2016
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
“¡Pikachu!, ¡Pikachu!, ¡Pikachu!, es la expresión de moda en niños, adolescentes e incluso adultos que se exclama en parques, plazas públicas, centros comerciales o calles de México y el mundo cuando se atrapa al tierno pokémon coloramarillo y orejas puntiagudas en un teléfono celular.

No obstante, la aplicación de la empresa Niantic Inc tiene una serie de riesgos para los usuarios que, de manera consciente o sin saberlo, dan información personal al descargar de la tienda virtual la plataforma de realidad aumentada y que usa un sistema de geolocalización.

El Instituto Nacional de Transparencia Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) advirtió de algunos peligros para los usuarios que “en un escenario de riesgo extremo”, pueden compartir su ubicación geográfica con personas no autorizadas a este tipo de información, esto podría traer como consecuencia ciertos delitos como la extorsión, acoso, pederastia o cualquier otro que comprometa la seguridad y libertades de los usuarios.

Esto, de acuerdo con un estudio técnico elaborado por de la Coordinación de Protección de Datos Personales, la Dirección General de Prevención y Autorregulación y la Dirección de Normatividad y Consulta del Inai, que en agosto pasado realizó un análisis en los sistemas Android e iOS de teléfonos celulares.

La comisionada Areli Cano aseguró que el objetivo del estudio y del Inai no es prohibir el uso de la herramienta, sino alertar a los usuarios de los riesgos que puede llevar esta aplicación, sobre todo en menores de edad.

“En los tres aspectos del juego: descarga de plataforma, creación del perfil del usuario y al jugarlo, hay información que hace identificada e identificable a una persona, como el nombre, correo electrónico o edad, y también lo pueden hacer menores de edad bajo el consentimiento de los padres o del tutor”.

El documento —al cual este diario tuvo acceso— refiere que “la información relacionada con la localización geográfica en tiempo real de los usuarios de Pokémon Go es considerada dato personal y, por consiguiente, se debe tener especial cuidado sobre el tratamiento que se efectúe de la misma”, señaló el instituto.

Se explica que este tipo de información podría revelar patrones de movimiento y de comportamiento de los usuarios de la aplicación y, en consecuencia, conocer desde los lugares que visitan con mayor frecuencia, hasta sus gustos y preferencias y demás información relacionada con estos patrones.

La comisionada Cano Guadiana dijo que lo más importante es saber que se pueden estar estableciendo patrones de comportamiento. “Cuando la persona está jugando, vía geolocalización, pueden identificar dónde estamos, en parques, jardines, centros comerciales, si es en la mañana o en la tarde, esos son perfiles de nuestra vida cotidiana y un nivel mayor de tutela de protección de datos”.

La especialista en protección de datos personales dijo que hasta ahora no ha habido ningún antecedente en el Inai por el mal uso de datos personales por el tema de geolocalización, pero reconoció que sería muy difícil abordarlo por las reglas y normas extraterritoriales, ya que la empresa está radicada en otro país.

“Eso también se debe advertir como un riesgo en la defensa legal cuando una persona se sienta vulnerable en sus datos personales”.

Localización geográfica

El estudio señala que la localización geográfica en tiempo real “es un dato personal porque revela la ubicación de usuarios de Pokémon Go a partir de las sesiones de juego que éstos lleven a cabo”.

Así —abunda el documento— la información relacionada con la localización geográfica en tiempo real de los jugadores es considerada dato personal y, por consiguiente, se debe tener especial cuidado sobre el tratamiento de la misma.

“Las actuales tecnologías y la información que se genera a partir del cruce de la misma con otras fuentes permiten la identificación directa o indirecta de las personas, sin que la identificación implique la realización de esfuerzos desproporcionados”.

El estudio también advierte que este tipo de aplicaciones descargadas en sitios no oficiales o apócrifos puede conllevar riesgos respecto a la seguridad de los datos personales, ya que estas versiones, además de ofrecer los servicios del juego, podrían estar recabando información personal del jugador para otros fines no necesariamente asociados la aplicación oficial.

Con relación a la información personal que Niantic Inc recaba durante las sesiones de juego y los usos a que es destinada la misma, se advierte la falta de exhaustividad en cuanto a los datos personales específicos que comunica a sus socios estratégicos: The Pokémon Company y The Pokémon Company International, Inc.

Esto para fines de investigación, diagnóstico, corrección o resolución de incidentes relacionados con el funcionamiento de los servicios que ofrecen la aplicación, entre otros.

Recomendaciones

A partir de los riesgos identificados, el Inai recomendó dialogar con los menores de edad y revisar junto con ellos, periódicamente, los dispositivos móviles, así como las aplicaciones que tienen instaladas para evaluar los riesgos.

Se sugiere estar atento al lugar en el que se desarrollan las actividades y determinar el riesgo para el usuario, ya que no todos los espacios son adecuados para jugar.

En particular, incorporar reglas de seguridad para proteger a los menores como: Avisar a dónde van, no interactuar con extraños, o no salir del perímetro autorizado por los padres, entre otras.

También se sugiere revisar los permisos de instalación que solicita una aplicación móvil, en razón de las funcionalidades, para lograr una adecuada experiencia de usuario.

“También se pueden deshabilitar aquellos permisos que se identifiquen como no necesarios para el correcto funcionamiento de una aplicación.

“De ser posible, crear cuentas de usuario específicas para servicios o aplicaciones, cuando no se tenga confianza en los permisos que estas soliciten”.

Se recomienda deshabilitar la funcionalidad de geolocalización de un dispositivo móvil cuando no se requiera o no se esté jugando y desinstalar las aplicaciones desde el momento que ya no se utilicen por el usuario.

La comisionada Areli Cano aseguró que debido al tenor de seguridad del país es necesario que a los usuarios —sobre todo los menores de edad— se les haga las mismas recomendaciones que en el mundo real, es decir, que los padres sepan dónde están sus hijos, con quiénes están jugando, no hablar con extraños, y estén atentos a las actualizaciones de la aplicación para saber qué información se da a la plataforma de este juego.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion