REFLEXIÓN DOMINICAL

Antonio Fernández

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
LA PENITENCIA LLAMA A LA CONVERSIÓN

..." Como está escrito en el libro de los vaticinios del profeta Isaías: Voz de uno que clama en el desierto; preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas" ... (Mt 3,3)
domingo, 18 de diciembre de 2016
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Asistido por el Espíritu Santo, el profeta Isaías, dio a conocer la sentencia para quienes por su conducta rehúyen la salvación del alma y se apartan de ella, replantearse en el tiempo de su vida terrena, la necesidad de vivir una vida espiritual de penitencia, expiación de sus pecados, de contrición y remordimiento, mortificación y enmienda, ello nos llama a la conversión que el profeta ilustra;..."El robusto se convertirá en estopa, y su obra en chispa"...Quien escucha esta palabra de Dios manifestada a través del profeta, afirmando ser una ficción, una irrealidad sin sentido, escudándose en que una cosa es la que se dice, y otra la que se hace, exaltando injustamente una falsa apreciación que solo está en su cerebro, pero que si escandaliza esta idea, perturbando en las almas, convertidas en un péndulo, cuyo movimiento no puede ir más allá del lugar que se le permite, porque no puede ir más adelante, o sea, que su crítica deja maniatado al pecador vacilante, incrédulo y temeroso, induce su mente a comparaciones irreales, lo convierten en un ser receloso y suspicaz de la obra del Señor, es cuando la incredulidad ha hecho perder la fe en el cristiano católico, no puede recibir al Señor.

La representación mental falseada, confunde al pecador cuando esta se permite sembrar en su alma, hace perder el valor de la gracia que es la fe en Cristo, como en las graves consecuencias, es el endurecimiento de su corazón a todo deseo de arrepentimiento, nace en él la rivalidad y rebeldía contra Dios, que va a complicar su dignidad de hijo creado por Él, porque su hostilidad es nada menos que contra Dios, a la vista del alma creyente, es inconcebible esta conducta, que angustiada ruega al Señor porque esa alma que Cristo Nuestro Señor dio su preciosísima sangre, reconozca su error; pero el pecador arrastrado por su negligencia, no alcanza, o no quiere percibir, que su maldad, le ha hecho negar el destino eterno al que todas las almas están predestinadas por Dios, lo que debe por su bien, recapacitar el espinoso error en que ha caído, detener la soberbia diabólica y el furor de su confusa dialéctica de argumentos sinrazón, y razonar en el sentido misericordioso de la profecía, obrando en consecuencia al deseo del Señor, de otra forma, su existencia eterna estará sin salida.
Decimos robustos, aquellos que la bastedad y sus riquezas, hacienda y bienes los obtienen, y orgullosos afirman; ... ¡Es mi habilidad! ...El logro de esos éxitos económicos, los tiene ocupados todo su tiempo, absorbidos para conservarlos, viven en una lucha diaria, en un día con una problemática que se resuelve, enseguida viene otra, y cuando se tiene descanso, no es para dar gracias a Dios por los bienes recibidos, se busca el reposo en la disipación.

El poder de grandeza envanece al ser humano, si tuviera un momento para razonar concluiría, que ese esfuerzo lo ha convertido en esclavo de ella, en un castigo que no se detiene, crece con facilidad, pero la tentación logra su fruto, " Su Yo " lo toma como obra propia, sin considerar que es Dios quien se lo ha permitido, pero llegará el momento, en que verá la realidad de su actuación en el mundo, donde creyendo que lo hecho es grande, al final de su existencia, la realidad le mostrará que esa obra material en la que se empecino es una nada, y más pesar será si en vida no hubo el arrepentimiento esperado por Dios, que en vez de buscar el bien por su salvación, se le hizo risible o dejo de lado sin importar cumplir arrepentido la penitencia, y mas cuando el Sacerdote le recomendó la conversión de su vida de pecado, por la verdadera fe, esperanza y caridad, pero hizo caso omiso, fue más fuerte el deseo de aumentar la plata, no escucho su corazón ni su conciencia, prefiriendo el camino de los éxitos, luchar por conservar sus bienes cada hora de su existencia, fue una esfera de jabón, que la fuerza del viento desbarató.


El profeta Isaías ha dicho;...La cerrazón es la chispa que encenderá hasta convertir en ceniza los bienes ganados en este mundo, no habrá quien venga apagar el fuego de esa ignominia, porque fueron para el mundo y no hechos por amor a Dios, cuya consecuencia es perder la salvación eterna; ... "Bueno es recapacitar en esta reflexión como preparación a la próxima Navidad; la obediencia de Niño Jesús, luego en la fe de María y la abnegación de San José prevaleció en ellos la razón la razón del nacimiento del Redentor, ello nos permite a buen tiempo recapacitar, el daño, la ruina y ofensa, menosprecio, rechazo y soberbia a los bienes dispuestos por Dios para bien del alma recuperarlos.

El mundo dirá; ¡Que exageración! La realidad de los hechos no es motivo a escándalo, quien lo de, conoce bien lo que le mueve a reaccionar y criticar, porque se ve en ello y se engaña al justificarse de lo que a diario hace y no debía hacer y lo hace.

impreca Juan El Precursor de Jesús; ..." Enderezad las sendas" ... ¿Qué la situación es dramática? ¡Lo es! Repasando los actos que la humanidad comete contra los mandamientos de la Ley de Dios en un segundo y en las horas, siendo una de ellas la que se pregona como "mentiras piadosas" que el mundo anima caer en el error, se atreve a legislar diciendo, "esos no valen", mostrando con evasivas y mentiras lo injustificable, minimizando el pecado con el que se ofende al prójimo para satisfacer su "ego" es la vanidad, gula y presunción, que para minimizarlos les dicen "pecadillos" haciendo que se pierda importancia la ofensa a Dios, pues esos "pecadillos" son actos hechos con toda la intención de perjudicar a Dios y al prójimo de que se le engaña, roba, insulta, burla o golpea, y si la persona ofendida se queda callada y por caridad se resiste a defenderse, el ofensor no ve en esa actitud una lección de humildad que Jesús ha enseñado, sino que el ofensor como el demonio quieren que se defienda, y no soporte las insolencias, que quieren el choque de pasiones, que exacerban y levantan la ámpula de ira, coraje y desquite, esos "pecadillos" es grave ofensa a Dios; por eso, pecado chico o grande, es pecado que cobrará la justicia del Señor.
La verdad es que toda alma puede acercarse a Dios, convertir sus pasiones y delirio de grandeza, prepotencia, perversidades, glotonerías y furia contra el prójimo, obrando contra sí mismo, negándose la dulzura y ternura que encontrara su alma en Jesús, siendo el camino el Sacramento de la confesión; el Sacerdote, Ministro del Señor, escuchará y absolverá los pecados del pecador, este se dispondrá cumplir la penitencia aceptada de corazón, reconociendo con fe que sus pecados han sido por Dios perdonados, es el momento de la conversión, apreciará, que cuando estuvo alejado perdió la gracia, vivió el vacío del alma que lo sumió en una encrucijada sin salida e iba en caída libre, sin poder hacer esfuerzo para detenerse a pesar de que su corazón en intimidad con Dios suplicaba, era el Señor quien lo hacia pensar; la conciencia que lo fustigo, es Él quien lo animo llegar a ver con claridad, y afligirse de haber vivido esa vorágine de tensión mortal que no da tregua a pensar, pedir y rogar
La respuesta está en el arrepentimiento sincero, en el cambio de vida, no importa caiga quien caiga, enójese quien se enoje, duélase quien se duela, reclame quien reclame, se moleste quien se moleste o las amenazas, son prejuicios que no impiden que el pecador se aparte de su condición, es obligado a no abandonar su vida de pecado, no con amenazas, sin con más ocasiones de pecado, no podrá apartarse de ello, solo con la ayuda del Señor, vencerá, pero el demonio actúa con presiona para afianzar más el pecador su grillete, pero la respuesta definitiva está en la voluntad del pecador querer rechazar esa vida.

Por lo que habrá de sostenerse en su decisión y Dios proveerá los medios que le llevaran a decir: ... ¡Primero mi salvación, después mi salvación y al último mi salvación! Toda viene de Dios, Él me entregará su misericordia, sino pongo empeño en hacerla mía... Es tomar la decisión, el Señor quiere que el bien al pensar se obre, a ello alienta el profeta Isaías; ..." Y sobre todos aquellos que cumplen estas cosas y perseveran hasta el fin, se posara el Espíritu del Señor" ...
¡Cuánto bien espiritual es para el pecador recibir la riqueza profetizada! Dios da más sin que se le pida, dice el profeta; ..." Y hará en ellas (almas) habitación y morada" ...Es la bendición del Señor.

La Penitencia y Conversión, es el punto central de la predicación de Juan el Bautista en el rio Jordán: ¡Permanecer en Dios! El evangelista San Marcos da el punto de partida a la vida publica de Jesús al decir; ..." Principio del Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios" ...Habiendo nacido Juan el Bautista antes de Cristo Nuestro Señor, fue para que estuviera en tiempo predicando el anuncio de la venida al mundo del Salvador esperado, Juan el Bautista designado por Dios, inicia su misión de heraldo de Cristo, da principio a su obra cumpliendo la dignidad del Precursor, va adelante anunciando a Israel la venida del Mesías Salvador.

¿De dónde los profetas anuncian la venida del Hijo de Dios? El profeta que Dios ha escogido entre los hombres por su fe, santidad, limpieza y disposición de alma, inspirado por el Espíritu Santo, revela al pueblo de Dios su voluntad divina que define San Agustín; ..." Profeta es quien anuncia la palabra de Dios a los hombres" ...Corresponde a Juan el Bautista, ser el último y mas grande profeta del Antiguo Testamento, siendo él, donde termina e inicia el Nuevo Testamento.

Dios, creador del Universo y lo que en el existe, al momento que así lo desee, el ser humano, como todo ser viviente y la naturaleza servirán de instrumento en la realización de sus obras.

Para fijar el tiempo de la misión de Juan Bautista y ubicarnos en el contento de la venda de Jesús al mundo, el evangelista nos muestra, lo que hoy se conoce como Geopolítica, esto es, la organización política, en este caso del Imperio Romano, en uno de sus estados regionales, donde se derivan los sucesos mesiánicos.

Para sustentar la veracidad del momento de la venida al mundo del Hijo de Dios Jesús, se debe tener presente, el poder que Roma ejercía sobre el mundo, que era mas que macro, gigantesco; Europa, parte de Asía, de África y el Medio Oriente, de tal forma, que Israel venia a ser una pequeña parte de tan extenso Imperio.

El evangelista da a conocer la situación de la región donde se dio el nacimiento del Salvador, diciendo; ..." El año décimo quinto del reinado de Tiberio César, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, Herodes tetrarca de Galilea, Filipo su hermano tetrarca de Iturea y de la Traconitida, y Lisanias tetrarca de Abilene" ...Tiberio Claudio Nerón fue hijo adoptivo del emperador Augusto, atraído por el al imperio antes de morir, hecho que sucede a los tres años.
En la Judea, fue depuesto Arquélao por el emperador Augusto, en el año sexto después de nacer Jesús.

El titulo de Tetrarca, significa que gobierna una cuarta parte del reino, división que obedece a que Roma redujo la provincia de Judea al Hijo de Herodes el Grande.

En los cargos de las provincias romanas de Israel, se ve en el poder a Herodes y Filipo su hermano, Lisanias no era familiar de Herodes, su región de gobierno era entre Líbano y Hermón, al noroeste de Damasco, que los rabinos consideraban territorio de Israel; esta era la situación política.

La religiosa era como son las cosas de los hombres, expone el evangelista; ..." bajo el pontificado de Anás y Caifás, la palabra de Dios vino sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto" ...De acuerdo a lo instituido por Dios, debería existir en Israel un solo pontífice, pero la ambición humana, hizo que hubiera dos pontífices del Templo, uno el suegro y otro el yerno.

Anás y Caifás, el primero depuesto por Valerio Graco, sucediéndolo José su yerno llamado Caifás, reconocido como el Sumo Pontífice.

Es tener presente, estos siete personajes, cumplieron sus respectivas funciones durante la vida de Jesús, termina su gestión después de la muerte del Salvador.

Vive Israel la relajación moral, política y religiosa, recibe al mayor de los profetas; Juan, conocido como el Bautista, quien paso su juventud en el desierto, y por revelación del Señor; ..." Vino la palabra de Dios sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto" ...Juan el Bautista se desarrolla desde joven en el desierto, recibe la revelación de Dios que atraerá lo desierto de las almas vacías e incrédulas, predicando la esperanza de salvación, que obtendrán por el arrepentimiento y la penitencia.

En el desierto empezó el pueblo de Dios ha entrar en el camino del verdadero Dios. ..." Recorrió (Juan) toda la región del Jordán, predicando el bautismo de arrepentimiento para la remisión de los pecados" ...Las muchedumbres, vinieron de todo Israel a ser bautizados.

A fin de evitar confusiones, veamos, el bautismo de Juan lo realiza por inmersión en las aguas del rio Jordán, es un rito nuevo y propio que no perdona los pecados, su predicación esta encaminada a que por convencimiento, se obtendrá la reforma interior del alma y el corazón, así estar preparada el alma a la venida del Mesías esperado de siglos.

Al Bautismo instituido por Jesucristo y dado a su Santa Iglesia católica si perdona los pecados. Los Sacramentos fueron instituidos o creados por Nuestro Señor Jesucristo, la Iglesia es la depositaría para aplicarlos.

El bautismo de Juan, era un símbolo exterior, resultado de su predicación, que tenía lo necesario para el cambio de vida, enseñando la penitencia, Dios no desprecia los corazones contritos y humillados son gozo en Él.

Así prepara Juan las almas a recibir el bautismo de Jesús, se obtendrá la gracia del Salvador y el perdón de los pecados.
..." Como está escrito en el libro de los vaticinios del profeta Isaías: Voz de uno que clama en el desierto; Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas" ...Juan habla al pueblo del deseo de Dios en forma sencilla para ser comprendido.

Da a conocer dos condiciones primordiales para recibir la palabra de Dios, no solo a los hombres de la época, sino a los de todos los siglos; hablar de Dios y de las cosas de Dios.

El hombre creado por Dios, en su interior guarda una señal por muy pagano o incrédulo que sea, reconocerá tener deseo de Dios, es decir que en sus adentros vive y siente la realidad de ser hijo de Él, y cuando su alma esta en paz, se embelesa escuchar hablar del Señor, por eso, en el tiempo de Navidad debe prepararse cada hijo de Dios, como lo hicieron las muchedumbres que seguían a Juan para ser bautizados, nosotros en este tiempo, no vamos a buscar el bautizo, sino que por la confesión obtener el perdón de tantos pecados que antes de confesarlos agobian el alma, y por la penitencia recibir como pide Juan el Bautista al Rey de Reyes y;..." Todo valle ha de rellenarse, y toda montaña y colina ha de rebajarse; los caminos tortuosos han de hacerse rectos, y los escabrosos llanos. Y toda carne verá la salvación de Dios" ... El medio es la penitencia, que llama a la conversión.
hefelira@yahoo.com

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores