REFLEXIÓN DOMINICAL

Antonio Fernández

+1
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La fe en Cristo es la que salva

…"Y levantando la voz, clamaron: Maestro Jesús, ten misericordia de nosotros" …(Lc 17, 13)
domingo, 8 de septiembre de 2019
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
La carta del Apóstol Santiago ilustra sobre cómo obra la fe por la caridad; …"Así también la fe, si no tiene obras, es muerta como tal"… De nuestro Salvador recibimos de su infinita misericordia los efectos de sus virtudes como fuente inagotable que fluye de Él a nuestra alma y está obra de caridad sea ejemplo a imitar en el actuar diario de todo hijo creado por Él.

De San Agustín, Obispo de Hipona son sus discernimientos una constante clarificación de la verdad eterna, percibe en el comportamiento humano que la fragilidad, pasividad y flojedad apagan la flama de la verdad, la flama del amor a Dios, y la flama del amor al prójimo por lo que con juicio justo diferencia el bien y el mal, aviva la lucidez que motiva a la inteligencia en las personas a tomar la única regla de salvación que se encuentra en la disposición divina de su bondad y comprensión.

Del Doctor de la Gracia fluye su sabiduría directrices sobre la forma en que ha de conducir el cristiano católico su corazón a la fe en Cristo Nuestro Señor, es acudir al Sagrario a dar gracias por los bienes inmerecidos que de su generosidad recibe; siendo distinto en el incrédulo por su falso "conocimiento" nulo y vacío, su conducta vana, trivial y necia a la divinidad del Hijo de Dios lo lleva a la suspicacia y escepticismo porque para él nada vale la espiritualidad que nace de la enseñanza de Jesucristo Nuestro Señor, de ninguna manera el incrédulo quiere convertir su corazón vacío carente de fe en el Señor, se niega arrepentirse lo contrario es retroceder en sus convicciones y ser punto de comidilla de sus amistades; para el que cree en la palabra de Jesucristo Nuestro Señor con fe y confianza convencido por la enseñanza de los Santos Evangelios que a los buenos fortalece para servirle y amarle en esta vida y al prójimo dispuesto por Dios, el resultado son sus buenas obras que los malos hacen en el mundo es para seguir siendo malos, no se da nada espiritualmente, sus obras las hace no para mayor gloria de Dios sino porque quiere hacerlo pregunta en su Carta el Apóstol Santiago; …"Mas alguien podría decir: Tú tienes fe y yo tengo obras, y yo, por mis obras, te mostrare mi fe"….

San Agustín ilustra a los tiempos que razonar en el amor a Dios es encontrar en Él, el agua que sacia la resequedad del alma y el corazón al conservar y aumentar por la fe su salvación, viendo a los siglos el Doctor de la Gracia despliega lo que Dios deposita en cada persona que ha venido, viene y vendrá al mundo por gracia y obra de Él, por lo que cada alma está obligada encontrar en Él, el verdadero destino de su existencia terrena expone San Agustín; …"No te pongas por encima de Dios; sométete a Él, adórale, póstrate ante Él, confiesa a quien te hizo, pues nadie recrea sino quien crea, ni nadie rehace sino quien hizo" … El incrédulo ostentoso se considera perfecto en lo que hace, reconocido por sus habilidades en los negocios, se califica excelente sobrepasándose de sí mismo cree que toda la vida será así sin venir a la mente el recuerdo de nuestra pequeñez que sí lo entiende no quiere escuchar, ni ver ni leer; …"No te pongas encima de Dios, sométete y adórale" …Vendrá con la rapidez del tiempo la respuesta que asegura cada paso de nuestra existencia donde el "yo" interior no desecha la incitación de la soberbia maligna y sus satélites la vanidad y rebeldía sino que unidos manipulan al incrédulo a discrepar la obra del divino Maestro, podíamos comparar al incrédulo con el filisteo Goliat que enfrentará a quien al pasar de esta situación beligerante fue el Rey David, inspira el Espíritu Santo hablando por boca de hombres, David profetiza lo que hemos de pensar, sentir y querer con respecto a Dios; pues así como el incrédulo hace ostentación de la pequeñez que afirma de la palabra de Dios, exalta vanidoso sus críticas muestra esa pequeñez, la palabra de Dios vence la soberbia maligna en el incrédulo, este de no corregir su indecible actitud caerá en la muerte eterna como Goliat; cuando vio la pequeñez de David se burló, minimizo y se mofó diciendo…"¿Esto envió Israel contra mí?"… Increíble no haya hombres para pelear, recuerden, al vencerlo Israel será esclavo de nosotros los filisteos… Vino la respuesta en su contra de la honda de David, la piedra que en ella depositó al lanzarla fue a dar en la cabeza de Goliat quien al instante es desbaratada cayendo sin vida estrepitosamente al suelo, palabras más, palabras menos esto es lo que al incrédulo espera si antes no se arrepiente.
Real y cierta es la reflexión: la fe en Cristo Nuestro Señor es la que salva, real y verdadero, pero ello no se da sólo porque se quiera o se piensa o porque así será o despreocupado decir y pensar si no se da hoy, ¡hay será mañana!, la conquista de la fe en Cristo Nuestro Señor es acción perseverante e incesante, continua y voluntariosa, es primordial porque conocemos nuestra realidad de caminantes que vamos por el desierto del mundo padeciendo hambre y sed en el Señor.

La disposición divina da a conocer en su pueblo que Él es el enviado por Dios su Padre a salvarlo del pecado, falto de fe en Él no creyó en el enviado de Dios ni en su palabra antes se escandalizaron por la misma razón y le dieron muerte ignominiosa de cruz, hoy es la realidad en muchos lugares del mundo lo que debiera ser todo lo contrario, el cristiano católico perdura luchando por mantener su fe de Cristo Nuestro Señor aceptando de corazón su palabra cuando dijo; …"El que de mi come la carne y de Mí bebe la sangre, tiene vida eterna y Yo le resucitaré el último día" … Quedará saciada el hambre y la sed del alma, su promesa es la vida del alma y la resurrección del cuerpo prometido por el Señor a los creyentes de su palabra y que está confirmada en la vida diaria por las obras de fe, esperanza y caridad causa y motivo de confort y gozo del pecador arrepentido, y como todos somos pecadores el esfuerzo por reconocer la omnipotencia que viene del Señor en nuestras necesidades, es dar gracias por ello, agradecer de corazón a quien todo lo puede, porque no teniendo Él necesidad de recibir nuestro agradecimiento siendo dueño de todo, reconoce y goza escuchar el agradecimiento de las ovejas recuperadas que recibirán de Él bienes, gracias y dones.


Bueno es pensar las ocasiones que recibimos una ayuda que no se puede medir en extensión sino en pena y dolor, puesto que toda necesidad para el que padece no tiene medida, a pesar de que para otros sea insignificante, no debiera calificarse así puesto que si la recibimos de ese tamaño es porque Dios Nuestro Señor considero necesario padecer o gozar, de ambas es bueno comprender: las envía para que entendamos su prueba de fidelidad y recibimos en la pena el alivio de la misma, donde tantas personas han sido instrumento del Señor para resolver en nosotros esas penas y dolores, hay favores muy especiales que para nosotros son grandes otros no, malo es no entender que todos vienen del mismo lugar, al recibirlo y superar la situación que nos agobiaba y tenía en desesperación llega el momento que se soluciona sonriendo con alegría y jubilo diciendo de palabra y pensamiento.


¡Salí de esta situación difícil! ¿Qué hacemos? Se va a festejar, a embriagarse con los amigos, a presumir lo que se ha recibido como cosa propia y logro personal que no lo fue, se disipa en el antro hasta perder el sentido de su realidad o se va a buscar el pecado creyendo que de esa forma desahogará las tensiones pasadas, entrando en otras, estas actitudes de perdición espiritual y moral es tomar un camino falso, efímero y pasajero como inconcebible es la conducta del"nada me importa"no agradecer la ayuda a la persona que fue el medio para salir adelante, el ego niega hacerlo tratando de justificarse dice a su interior:"después lo busco"y ese después nunca llega sostenido en esa salida falsa, ahora bien, si a la persona que fue el artífice de la resolución en su problema se niega el agradecimiento, qué puede esperar Dios que intervino en esas almas para ayudar a la persona cuando abrumada y exhausta tocó puertas de amistades, visitas a la Iglesia, oraciones y más, ¡No puede ser posible que se le haya pasado dar gracias de quien recibió el beneficio! No es exageración, es el reflejo de como es el mundo, como la sociedad "moderna" y como son las personas en su inmensa mayoría, quien diga lo contrario, a ese o esos les recuerdo la palabra de Jesús ante la injusticia de los judíos de dar muerte a pedradas a una mujer que acusan de adulterio; …"Aquel de vosotros que esté sin pecado, tire la primera piedra contra ella"…Y los acusadores uno a uno tiró la piedra al suelo y se fue retirando, la injusticia de esos hombres desmoronada por la virtud de la caridad de Cristo Nuestro Señor que hoy parece palabra extranjera en cualquier nación; la caridad es el desprendimiento sublime del corazón en favor del prójimo; la virtud de la caridad es una disposición que debiera hacerse hábito y costumbre, que viene del alma a obrar bien y evitar el mal.

Y decimos, eso no es real, pero como no conviene se afirma ser irreal; se afirma, es la realidad y se contesta es fantasioso. El agradecimiento es corresponder a la caridad que del prójimo recibe el necesitado y este, arraigado en la fe y por Cristo Nuestro Señor, está convencido de que su palabra salva.

San Agustín orienta a la realidad humana que olvida está sometida en las cosas mundanas; …"Ciertamente, cuando Él te hizo, nada tenías que hacer tú; pero ahora que ya existes, también tú tienes algo que hacer"…Acercarse a Cristo Nuestro Señor agradecer lo que se es y reconocer no tener derecho a recibir los bienes de su misericordia, porque bien sabemos lo que hacemos.
El Señor demostrará a la humanidad de todos los siglos que la fe en Él es la que salva, quien no la tenga menudo problema tiene, más para tener una apreciación de ello, se revela en el hecho prodigioso de los diez leprosos.

Después de lento y calmado viaje de varias semanas toma Jesús camino a la ciudad Santa, reza el Evangelio; …"Siguiendo su camino hacia Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea.

Y al entrar en una aldea, diez hombres leprosos vinieron a su encuentro, los cuales se detuvieron a distancia"…Para definir la razón inicial de este encuentro preparado por la omnipotencia de Dios Nuestro Señor, va con sus discípulos, la gente enterada de su presencia corría la voz por donde iba a pasar y lugares próximos, por lo que es posible los leprosos recluidos en lugares alejados de la aldea conocieron por el alborozo de la gente la presencia de Jesucristo Nuestro Señor, también es tener presente que estos hombres en su lugar de reclusión llego el conocimiento de sus prodigiosos milagros platicarían sus curaciones, a solas cada uno rogaria con palabras que despertó y acrecentó poco a poco su fe, y en su alejamiento creían en Él, en su intimidad suplicarían o en grupo el socorro, amparo y remedio de su lepra, llegan al punto de creer que Jesús es el Hijo de Dios, pues no quitaban de su mente que esos milagros que obra sólo Dios puede hacerlo, por eso cuando supieron de su proximidad a la aldea se pusieron a prudente distancia, al verlo venir clamaban con voz fuerte escuchada por la muchedumbre que acompaña al Señor, la súplica era cada vez más ardiente, reza el evangelio; …"Y levantando la voz, clamaron: Maestro Jesús, ten misericordia de nosotros"… Las últimas palabras de los leprosos; …"Ten misericordia de nosotros"…Jesús que conoce el fondo profundo de los corazones vio que sus expresiones nacen del corazón que cree, tanto era su fe y confianza en Él que basto expresarán esta sencilla fórmula y estos hombres sumidos en tan horrible enfermedad hicieron lo que la humanidad de hoy no hace, obedecieron al instante al Señor, reza el evangelio; …"Viéndolos, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes.

Y mientras iban quedaron limpios"… El sólo dijo: …"Id, mostraos a los sacerdotes"… ¡No hubo más! la sola palabra fue entendida, y al instante valorada rápidamente como obedecida, ¿Verdad que la humanidad a pesar de sufrir tantos males espirituales y temporales no pide? No quiere acercarse sinceramente al Médico de las almas a ser sanada de sus males.

La incredulidad taponea oídos, pone hierro en los ojos y piedras en el corazón, por eso se vive como se vive, Dios está y el mundo en su mundo.


Aparentemente los leprosos obedecen pero su conveniencia modifica cuando van camino al Templo, conforme avanzan iban sanando, lo cual nos deja una enseñanza, cuando asistimos a la Santa Misa, a rezar el Rosario, cumplir sacramentos o cualquier obra de piedad conforme nos vamos acercando a la Iglesia se van borrando pecados de acuerdo a la convicción y devoción con que se va; en estos hombres el alivio era corporal como sabemos el pecado es una enfermedad llamada lepra que desfigura alma y corazón, en este suceso que nos expone el Evangelio es hacer ver las condiciones que por nuestros pecados se juega con el corazón en su relación con Dios.

Todo va en buena forma, pero viene la lección de Cristo Nuestro Señor; …" Uno de ellos, al ver que había sido sanado, se volvió glorificando a Dios en alta voz"…Este hombre recibe lo que los demás, pero su fe le hizo comprender que Jesús es el Sacerdote, y es a Él a quien debe acudir a dar gracias por el favor de aliviar su alma y su cuerpo, para él lo que pensó y pidió en sus noches en vela cuando reconoció que sólo Dios puede hacer el milagro de aliviar sus males; …"Y cayó sobre su rostro a los pies de Jesús dándole gracias, y este era samaritano"…Los otros nueve eran judíos que cuando se vieron sanados debieron decirse a sí mismos: …Ya estoy aliviado a que voy al templo a ver los sacerdotes, debieran ir para recibir libelo de e incorporarse como ciudadanos de Israel mejor fueron a casa… todo llega a su tiempo, ha curado su cuerpo ante el mundo pero su alma continua igual, esto no fue en el único de los diez, en verdad todos debemos ser agradecidos, corresponder con amor al amor de Dios, inclinarse profundamente como lo hizo, es el acto de adoración a Dios, la diferencia con este hombre está en que su fe y confianza en Jesús no tenía límite, en nuestro caso no te digo cual es, mas bien repasa tu conciencia y tú mismo responde.

Es de meditar lo que en el fondo del corazón del Señor sufrió al ver los hechos, su pregunta a los ahí reunidos la expande a cada siglo pasado, presente y adelanta a los venideros; …"Entonces Jesús dijo: ¿No fueron limpiados diez? ¿Y los nueve dónde están?"…Millones han escuchado mi palabra, los bautizados, confirmados, los que han recibido el Sacramento de la Comunión, la penitencia y aquellos que han recibido el Sacramento del Matrimonio ¿Dónde están? Lamentable es la profecía que Jesucristo Nuestro Señor y adelantándose a nuestro siglo pregunta; …"¿No hubo quien volviese a dar gloria a Dios sino este extranjero?"…Perdón Señor, hoy se cumple lo que has profetizado; …"Pero el Hijo del hombre, cuando vuelva, ¿hallará por ventura fe sobre la tierra?"…Los pocos escucharán del Señor con gozo lo que este hombre ha recibido de su amado Maestro; …"Y le dijo: Levántate y vete, tu fe te ha salvado"…
hefelira@yahoo.com

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores